Volver a la lista 

Comunicado

El Consejo Bancario Nacional y la Asociación Bancaria de Venezuela consideran adecuadas y necesarias las medidas adoptadas por las autoridades del Ministerio del Poder Popular para Economía y Finanzas y de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras, mediante las cuales se ordenó la intervención de un grupo económico al que pertenecen cuatro entidades financieras.

El Consejo Bancario Nacional y la Asociación Bancaria de Venezuela consideran adecuadas y necesarias las medidas adoptadas por las autoridades del Ministerio del Poder Popular para Economía y Finanzas y de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras, mediante las cuales se ordenó la intervención de un grupo económico al que pertenecen cuatro entidades financieras.

Las juntas directivas del CBN y de la ABV coinciden con el Ejecutivo Nacional en que la decisión de proceder a la liquidación del Banco Canarias de Venezuela, Banco Universal C.A. y del Banco Provivienda C.A. Banco Universal (Banpro), y de continuar con la intervención a puertas cerradas de Bolívar Banco C.A. y del Banco Confederado S.A., con miras a su rehabilitación, están ajustadas a lo estipulado en la normativa legal que rige la materia, en protección de los depositantes.

Estas medidas demuestran la adecuada capacidad de seguimiento y de respuesta de las autoridades ante aquellos casos en que individuos o particulares, si así lo demostrara la autoridad judicial, pudieran haber incurrido en prácticas alejadas de la estricta ortodoxia que debe regir a la actividad bancaria, o reñidas con la ética de nuestro gremio, en perjuicio de los intereses de todos los venezolanos.

El Consejo Bancario Nacional y la Asociación Bancaria de Venezuela han apoyado y apoyarán todas aquellas medidas dirigidas a corregir y sancionar las conductas desvinculadas de las mejores prácticas bancarias en las que pudieran haberse visto envueltas empresas o personas que, sin poseer la trayectoria ni las credenciales suficientes, han incursionado en la actividad bancaria.

Creemos que estas medidas contribuirán de manera positiva a garantizar que el conjunto del sector financiero venezolano, caracterizado por una administración sana y prudente, no se verá afectado por ninguna situación relacionada con las medidas adoptadas por el Ejecutivo, y a reafirmar la plena confianza del público en la banca, un sector que el país conoce y respeta por haber trabajado incansablemente, bajo estrictas normas de profesionalismo y de ética, en favor del desarrollo de una economía próspera, productiva y al servicio de todos los venezolanos.
 

01/12/2009